RADIO EN VIVO

24 de noviembre de 2014

En Aurora aseguran que Coleco encarnó un escape desesperado

En el paraje El Saltinho, la conmoción continúa por lo ocurrido el viernes en la ruta costera 2. Un cuidador dijo que el ex intendente en fuga, Alberto Krysvzuk, cortó la soga de la canoa con piedras y cruzó al Brasil en 15 minutos

Un matrimonio que vive en lo alto de una barranca, a metros de la ruta costera 2 -entre El Soberbio y Santa Rita-, y su yerno, cuidador de una hermosa estancia ubicada sobre la costa del río Uruguay, son quienes no olvidarán jamás lo que oyeron y se enteraron en la medianoche del pasado viernes. Ello en el tranquilo paraje en donde el silencio permite escuchar, a cualquier hora del día, a todas las aves que habitan en esa paradisíaca zona del Alto Uruguay misionero.
Es que en el paraje El Saltinho, a unos 40 kilómetros de la localidad de El Soberbio, el destituido intendente de esa convulsionada localidad, Alberto Krysvzuk, fue el protagonista al parecer de un escape increíble.
Ya que los uniformados de la Policía de Misiones estaban detrás de sus pasos, y él optó incluso por dejar a su hijo herido tras el intercambio de balazos con los efectivos policiales.
Marcio es el cuidador de la estancia La Porteña, un predio enorme que cuenta con una vista envidiable del río Uruguay y las sierras sembradas del pequeño poblado de Corredeira, en el estado brasileño de Río Grande Do Sul.
Fue él quien describió a El Territorio cómo se cree que Coleco llegó hasta el predio y cómo incluso logró apoderarse de la embarcación que pertenece a los dueños del lugar privado.
“Estuvo la Policía acá, sí. Lo que yo puedo contarles es que todo sucedió después de las 10 de la noche, él bajó por la zona del puente del arroyo (El Saltinho) y por ahí llegó hasta nuestra costa y se llevó la canoa. La canoa es de madera y estaba amarrada, casi siempre está ahí la canoa”, explicó Marcio, que no aceptó ser fotografiado.
“Él (por Coleco) sin dudas que conoce toda esta zona. Sabe que nuestra costa está siempre limpia (accesible, césped bajo) y en su desesperación cortó la piola (soga de la canoa) con unas piedras... sin dudas que eso hace una persona desesperada y en minutos cruzó el río”, detalló el cuidador, que como el 90 por ciento de los pobladores del paraje habla un claro portugués más que un mezclado portuñol.

Distancias a recorrer
Según las palabras esbozadas por el vecino Marcio, desde donde estaba ubicada la referida canoa hasta donde finalmente fue encontrada luego la embarcación -en la costa brasileña-, no hay más de 1.500 metros y cruzar el crecido río Uruguay no le habrá demandado más que quince minutos al hombre que es buscado por la ley en la República Argentina.
“Sí, no creo que le haya costado más tiempo y llegó al pueblito de Corredeira. Ya encontraron la canoa, estaba intacta”, aseguró el hombre de trabajos incansables en el monte, mientras arrancaba una fresca y agradable mañana en la estancia que debe cuidar día y noche.
Los suegros de Marcio viven a pocos metros de la estancia, del otro lado de la ruta costera 2, que en ese tramo ofrece varias curvas y contracurvas en pocos metros de distancia, antes del puente sobre el arroyo que desemboca en el río Uruguay.
En el momento que el matrimonio se disponía ayer a salir temprano, se detuvieron los minutos suficientes para relatar lo que habían escuchado entre la medianoche del viernes y quizás las primeras horas de la madrugada del pasado sábado.
“Ella escuchó todo lo que pasó, contales”, expresó el hombre en un portuñol difícil de entender.
Mientras que su mujer aseguró con convicción que “se escuchó claramente cuando el auto se detuvo (el Ford Focus en el cual iba el hijo de Coleco, Matías "Cabelo" Krysvzuk), a los segundos hubo un portazo fuerte, después el auto siguió y detrás llegó la Policía”, detalló la mujer que vive en lo alto de las barrancas que rodean al paraje El Saltinho.
“Después nos enteramos de lo que pasó porque a mí me llamaron de la estancia para construir una nueva canoa y ahí supimos todo lo que había pasado”, precisó el hombre al mando de un viejo pero fiel Ford Falcon de color azul.
Por lo detallado, por el trabajo posterior de los policías en el lugar y por lo que se debió ser informado Marcio tras haber radicado la denuncia del robo de la canoa, el ex intendente de El Soberbio se bajó del auto, aunque prácticamente sin esperar que se detenga totalmente la marcha.
Corrió hacia las cercanías del puente y por allí emprendió una alocado y desesperado descenso entre la vegetación que no deja ver lo verdaderamente peligroso de la anunciada barranca hacia la costa del río.
Sobre cómo hizo para dejar atrás a los policías y alcanzar rápidamente una canoa en medio de la oscuridad de la noche, es lo que aún es motivo de más incógnitas, como todo lo que viene haciendo Coleco desde hace poco más de ocho meses, desde que fue destituido de la intendencia y desde que fue oficialmente declarado prófugo y buscado incluso por la Interpol.

El amor en tiempos de fuga
La facilidad con la que Coleco abandonó la provincia y el país deja en claro que bien pudo haber estado en Brasil varias veces y en distintas oportunidades desde que su presente se volvió en contra, tras ser el jefe de la localidad de El Soberbio. Pero esos meses en donde las versiones corrían como agua sobre su probable residencia en esa localidad o en San Vicente se convirtieron en realidad y por culpa de una relación sentimental que echó por tierra su increíble invisibilidad desde el 24 de marzo de este año.
Es que la gendarme de 24 años D.M. lo denunció a la Policía porque el ex intendente se negaba a retirarse de su domicilio, al que llegó al parecer de manera vehemente y con quien además habían protagonizado minutos de tensión y forcejeos. La mujer entonces le pidió a su madre que llamara a la Policía y allí Coleco decidió retirarse del domicilio ubicado en el kilómetro 2 de El Soberbio.
Eso ocurrió el jueves a la noche y un día después, el viernes después de las 22, la Policía lo ubicó en la zona, ya acorralado, pero nuevamente tuvo tiempo para protagonizar una nueva fuga, aunque al parecer no tan planificada.
Es que con cercos policiales preparados para atrapar al ex alcalde denunciado por malversación de fondos de la comuna que lideraba, de pronto irrumpe el Ford Focus blanco y de techo negro, al cual logra abordar y desde entonces se produce la serie de balazos con los policías, que, según lo informado oficialmente, se concretaron de manera intimidatoria. 
De esos balazos, al menos seis, uno hirió al hijo de Coleco, Matías, de 20 años, poco antes de que finalmente pudiera dejarlo en el paraje El Saltinho. Así, con el padre corriendo barranca abajo y huyendo en canoa, el joven fue luego detenido por la Policía y trasladado al Samic de Oberá.
Ayer, el domicilio de la citada gendarme permaneció cerrado. Los vecinos aseguraron a este diario que la mujer salió con su auto el sábado y desde entonces no volvió más.

El expediente Krysvzuk
Coleco había desaparecido de El Soberbio el 11 de marzo del 2014 y desde entonces nada se sabía sobre su paradero. En su contra hay una orden de detención porque está acusado de los delitos de peculado, fraude en la administración pública, falsificación de documentos y asociación ilícita en concurso real.
Pasaron ocho meses y a pesar de que se involucrara hasta la Interpol en la búsqueda, hasta el último viernes no había ninguna señal sobre su paradero.
Coleco fue destituido del cargo de jefe comunal, luego de constatarse facturaciones millonarias a supuestos proveedores, con documentaciones dadas de baja en la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip); facturaciones a proveedores inexistentes, con papeles apócrifos; falta de elementos declarados en el patrimonio e irregularidades con relación al personal. También, el cobro de tributos que no fueron asentados en caja o lo fueron por mínimos montos. Se añaden falsificaciones de firmas en pagos de pensiones provinciales y vehículos sin seguros ni documentaciones.

21 de noviembre de 2014

Hermanas posadeñas llevaban droga y las detuvieron en Chaco

Circulaban en un Chevrolet por la localidad de Basail, haciendo de campana a una camioneta con 200 kilogramos de marihuana.
 El plan era perfecto. El hombre se adelantaba solo, con el utilitario cargado de droga y en otro auto lo seguían ellas, sin perderle pisada. La idea era solamente hacer de campana, como en los viajes anteriores en los que llegaron a destino sin contratiempos.
Imaginaban que todo iba a salir bien, por eso llevaron a un nene de 4 años, hijo de una de las tres y sobrino de las restantes. Para el chico sería un paseo, para ellas un potencial elemento de persuasión ante la requisa de alguna fuerza. Un chico despierta ternura, jamás sospechas.
Pero esta vez el desvío por el que pretendían evitar el control de Gendarmería estaba custodiado y no sólo eso: también tan intransitable que los autos quedaron empantanados en el primer zanjón, por lo que tuvieron que pedir ayuda a los pocos vecinos.
Fueron interceptados por las autoridades. El masculino no supo explicar por qué eligió el camino de tierra teniendo una ruta asfaltada y menos aún las mujeres. Cayeron en un mar de contradicciones, los uniformados desconfiaron y revisaron la camioneta hasta encontrar la respuesta: 200 kilos de marihuana.

Empantanados
Es la historia de una banda narco posadeña integrada por tres hermanas y un hombre, también oriundo de esta ciudad y pareja de una de ellas, que fueron detenidos en la localidad de Basail, al sudeste de Chaco, a principios de la semana pasada.
Ramón Oscar F. (37) manejaba la camioneta Saveiro (dominio ITK078) en la que fue acondicionada la droga; y en un Chevrolet Cruze, patente NPL813, viajaba Lidia Beatriz A. D. S. (38), junto a sus hermanas Mary (42) y Nélida (44), además del menor.
Salieron de esta ciudad a primera hora de la tarde del lunes y circulaban sin despertar sospechas por la ruta nacional 11.
Presumen los investigadores chaqueños que en el trayecto desviaron cuanto control había e igual acción pretendieron tomar al aproximarse al puesto de requisa que posee la Policía y Gendarmería en ese sector de la provincia.
Sin percatarse que desde lejos eran observados por una patrulla, el chofer del utilitario aminoró la marcha y tomó por uno de los caminos alternativos que estaba literalmente destruido. Transitó unos pocos metros, se deslizó y se empantanó.
Toda la acción fue observada por los uniformados, pero grande fue la sorpresa al advertir que el Cruze blanco corrió con la misma suerte al intentar asistir al otro vehículo, por lo que sus ocupantes -o sea, las tres mujeres- solicitaron de forma desesperada a los circunstanciales vecinos que los ayudaran para salir del lugar.
La situación encendió la alarma de los policías, que decidieron interceptarlos. La llegada de las patrullas alteró a los involucrados, quienes indicaron en primera instancia lo que les había sucedido pero, notaron que el discurso no convenció a los agentes, quienes sospechaban de que había algo más.
En determinado momento, una de las mujeres intentó sobornar a uno de los oficiales por lo que éste, sin dudarlo, les comunicó a todos que estaban detenidos, solicitando el apoyo de los gendarmes, quienes acudieron al lugar con un perro antinarcóticos, animal que detectó la presencia del estupefaciente.
Descubierto el cargamento, por razones de seguridad las cuatro personas y los vehículos fueron trasladados a la comisaría local, en donde de diferentes partes de la camioneta decomisaron casi 500 panes de marihuana de distinto tamaño.
Por otro lado, luego de proceder a la requisa del Cruze, los agentes incautaron un revólver calibre 38 con once cartuchos, que se encontraba en una cartera ubicada en el asiento trasero del rodado y sería de una de las mujeres detenidas.

Allanamientos
Esta semana los efectivos de la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales de Gendarmería nacional allanaron la vivienda de la presunta cabecilla de la organización, situada por calle 120 casi Tomás Guido de la ciudad de Posadas.
En el lugar incautaron gran cantidad de material probatorio, como ser documentos relacionados a la investigación, tres teléfonos celulares y dos pen drive, que fueron enviados a Chaco para ser analizados por los peritos del Poder Judicial.
En el domicilio del hombre los pesquisas también encontraron material probatorio que lo vincula directamente con el cargamento. Los pedazos de cinta de embalar indicarían que la marihuana fue acondicionada en su propiedad, antes de iniciar el inconcluso viaje.
Más allá de eso, para los investigadores está claro que las mujeres hacían las veces de punta lanza para adelantar el cuadro de situación en ruta a quien llevaba la droga. El destino era el sur del país.
Las pericias en los teléfonos serán claves para llegar a quien debía recibir el cargamento y podría desentrañar todos los nexos de la organización.
Por orden del Juzgado Federal de Resistencia, los imputados quedaron detenidos en esa ciudad a la espera de que se resuelva su situación procesal. El menor ya habría retornado a la tierra colorada.

Boca y River igualaron y la serie quedó abierta

(territoriodigital.com) Boca y River empataron sin goles en la Bombonera por la ida de las semifinales del certamen continental. Definirán el próximo jueves en Núñez.
Toda la expectativa previa quedó aplacada por lo que demostraron los equipos dentro de la cancha. Boca y River jugaron anoche un partido para el olvido e igualaron 0 a 0 en el duelo de ida de las semifinales de la Copa Sudamericana.
El arranque del partido le dio la razón al Vasco Arruabarrena en su decisión de incluir al Burrito Martínez sobre la banda derecha para complicar la subida de Leonel Vangioni.
Durante los primeros minutos el ex delantero de Vélez cumplió a la perfección ese objetivo y hasta provocó una amonestación para el volante Millonario, quien vio la amarilla luego de realizar una fuerte infracción que minutos más tarde obligó al Burrito a abandonar el partido con un fuerte dolor en uno de sus tobillos.
En su lugar ingresó el chileno Fuenzalida, de características más defensiva. Ese sector de la cancha, el izquierdo de la defensa visitante, fue el elegido por Boca para lastimar la última línea de River y le dio buenos resultados en la primera parte del Superclásico, aunque en ningún momento estuvo cerca de abrir el marcador.
Del otro lado se vio un River parecido al de los último partidos, inconexo entre el medio campo y el ataque. Al equipo de Marcelo Gallardo le costó armar circuitos de juego y lo más productivo fueron algunos pelotazos para Teófilo Gutiérrez, quien estuvo bien controlado por la dupla de Forlín y Cata Díaz.
Sin embargo, y pese a una leve superioridad por parte de Boca, con el correr de los minutos el partido se tornó muy friccionado y sin jugadas de riesgo contra los arcos.
Llegando a la media hora de juego River pudo adelantarse unos metros y exigió a la defensa Xeneize con algunas apariciones de Giovanni Simeone que fueron bien abortadas por un atento Agustín Orión.
Más allá de esas esporádicas aproximaciones de un lado y del otro, en el primer tiempo el juego brilló por su ausencia y el marcador no se modificó.
Después del descanso Boca volvió a salir con las mismas ganas que en el primer tiempo, como queriendo llevarse por delante a River con más ganas que fútbol.
Lo más peligroso en esos primeros minutos del complemento fue un contraataque que Chávez inició por la izquierda y remató contra el arco de un Barovero que controló en dos tiempos ante de que Gago recoja el rebote.
River respondió a esa jugada con un desborde de Ariel Rojas por izquierda que Gutiérrez no pudo conectar de cabeza en el área chica.
Después de ese arranque con un poco más de claridad de ambos lados, el clásico retomó la imagen del primer tiempo. Los choques y las infracciones en la mitad de la cancha fueron el común denominador de un segundo tiempo que siguió el mismo curso que el primero.
Ni Boca ni River lograron despojarse de sus nervios y el resultado fue una constante pelea en todos los sectores de la cancha.
La única manera en la cual pudieron llegar a las áreas fue con alguna pelota parada producto de la gran cantidad de faltas que provocaron los dos equipos en tres cuartos de cancha.
Gallardo y Arruabarrena buscaron cambiar el rumbo con los ingresos de Boyé y Gigliotti respectivamente, pero, como a lo largo de todo el partido, los delanteros estuvieron aislados y pudieron hacer muy poco.
En los últimos minutos a Boca se lo vio más entero físicamente y presionó unos metros más arriba, pero chocó siempre ante una defensa que se mostró firme pese a la salida de Maidana por una molestia.
En definitiva, el empate sin goles fue el resultado que mejor le vino a un partido que se jugó a cara de perro, como una verdadera final, pero en el cual el fútbol brilló por su ausencia.
El próximo jueves no habrá lugar para las especulaciones y uno de los dos quedará en el camino en el Monumental.

20 de noviembre de 2014

Tres ediles impidieron investigar el accionar del intendente Jair


Se abstuvieronde votar, por lo que no se consiguió el aval necesario para conformar una comisión investigadora en El Soberbio.
 En menos de 30 minutos, con la abstención de os concejales Natalio D’Alencastro, Rodolfo Fernández y Emilia Rosa, cayó ayer el intento de conformar una comisión para investigar al intendente Jair Pereira de El Soberbio. Es que para tal fin se requería al menos de cinco votos del total de siete ediles que conforman el Concejo Deliberante local. 
Los que votaron fueron la presidenta del deliberativo, Mariley Hesselmann, además de Alberto Siwert, Nélson Brettin y Héctor Schwarz. De esta manera, no se logró reunir la cantidad de sufragios suficientes para conformar la comisión investigadora.

La sesión especial se concretó en la víspera luego de conocerse el dictamen de la asesoría jurídica. El asesor legal Luis Nielsen ratificó que a su criterio el accionar de Pereira encuadraba dentro de las disposiciones del Artículo 90, que refiere a las causales de revocatoria de mandato por ineptitud, negligencia o mal desempeño en sus funciones.

Días después de conocerse el dictamen de la asesoría, los ediles Fernández, D’Alencastro y Rosa cambiaron de opinión y plantearon que no estaban de acuerdo con lo expuesto por el asesor legal. Cuestionaron que se había distorsionado el análisis de la investigación y estaban en contra de conformar la comisión investigadora. Es lo que quedó firme ayer, pese a que los demás ediles, como Schwarz, insistieron en evaluar el accionar de Jair mediante el análisis de las documentaciones que estaban en poder de todos los integrantes del deliberativo local.

La concejal Rosa planteó que un día antes ya había fijado postura. Por esta razón, debió recurrirse a un cuarto intermedio para explicarle a esta edil sobre los alcances de un juicio político. “No es animosidad mía. La Carta Orgánica dice que debe (el Concejo) controlar al intendente y habla de ineptitudes y negligencia”, insistió Nielsen. También les dejó aclarado que es una opinión profesional y no vinculante y que la responsabilidad recae en el deliberativo. “No entiendo cómo se puede tomar una postura sin haber analizado la documentación”, cuestionó por su lado Siwert.

Rosa, que se abstuvo de votar, indicó que deberían haber sido convocados con antelación para analizar las documentaciones. 
La misma justificación fue utilizada por D’Alencastro.


Los motivos del debate de ediles
La convocatoria a la sesión especial concretada ayer había sido aprobada por unanimidad, luego de que en el recinto se diera lectura al dictamen de la asesoría jurídica. Hasta ese momento, ninguno de los concejales había cuestionado las conclusiones en las que se examinaba el comportamiento del intendente Pereira, que habría amenazado en la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados al legislador de Trabajo y Progreso (Pays) Cacho Bárbaro. Ello representó una de las cuestiones, porque en forma previa también se le había acusado de intentar comprar el silencio a los padres de una menor que fue supuestamente abusada por el hijo del titular del Ejecutivo, entre otras irregularidades.

El dictamen concluyó que el comportamiento de Pereira encuadra en el Artículo 90 de la Carta Orgánica que refiere a las causales de revocatoria de mandato por ineptitud, negligencia o mal desempeño en sus funciones.

19 de noviembre de 2014

Ediles definirán hoy el futuro de Pereira en sesión especial

Se requieren cinco votos a favor para conformar la Comisión Investigadora. De siete concejales, tres apoyan al intendente
Hoy los concejales definirán con sus votos, si conforman la Comisión Investigadora para analizar la administración del intendente Jair Pereira. La convocatoria a la sesión especial había sido aprobada por unanimidad, luego de que en el recinto se diera lectura al dictamen de Asesoría Jurídica. Hasta ese momento, ninguno de los concejales había cuestionado las conclusiones, donde se examinaba el comportamiento del intendente que habría amenazado en la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados de la provincia al legislador de Trabajo y Progreso (Pays), Héctor Cacho Bárbaro. Ello, representó una de las cuestiones; porque en forma previa, también se había acusado de intentar comprar el silencio, a los padres de una menor que fuera abusada por el hijo del titular del Ejecutivo, entre otras irregularidades.
En el dictamen de los asesores legales se concluye, por ésta y otras actitudes y accionar, que el comportamiento de Jair estaba encuadrado en el artículo 90 de la Carta Orgánica Municipal que refiere a las causales de revocatoria de mandato por ineptitud, negligencia o mal desempeño en sus funciones. 
Mientras, ayer, se concretó una sesión ordinaria donde el asesor legal Luis Nielsen, recordó que "el dictamen no es vinculante, no se acepta ni se rechaza". También dejó aclarado que no tiene problemas con Pereira. 
"Fui a buscar la opinión de los constitucionalistas y no se juzga un delito, se juzga simplemente los actos de un funcionario público, lo judicial está a cargo del juzgado penal".
Añadió el asesor legal: "En mi humilde opinión encuadra dentro de las disposiciones del Artículo 90. Es lo que ratificó ayer ante los siete ediles presentes que habían aprobado la semana pasada analizar el accionar de Pereira. En esa oportunidad, habían aprobado la sesión especial a concretarse hoy.  
Ayer se llevó a cabo la sesión ordinaria, presidida Mariley Hesselmann, concejal por el Frente Renovador de la Concordia. Además son parte del Deliberativo, Natalio D’Alencastro (FR), Alberto Siwert (FR), Rodolfo Fernández (FR), Nelson Brettin (Pays), Emilia Rosa (Luche y Vuelve) y Héctor Schwarz (Pays). 
Días después de conocerse el dictamen de los asesores, los ediles Fernández, D’Alencastro y Rosa, cambiaron de opinión y plantearon que no estaban de acuerdo con lo expuesto por el asesor legal. Cuestionaron que se había distorsionado el análisis de la investigación. 
En la víspera los tres ediles volvieron a ratificar su postura en contra de conformar una Comisión Investigadora.
La edil Rosa, dijo "la gente me pide que vaya para adelante, no me piden que juzgue la conducta del intendente. Si hay falla en la administración pública, ahí sí voy a ser la primera en pedir la Comisión Investigadora; esa es mi postura y no voy a volver atrás, así haya 5.000 personas mañana (por hoy)".
Schwarz en su intervención dijo que el intendente "no cumplió con los pedidos de informe. Pedimos copias de las actas y de los recibos y nunca respondió; hace tiempo de esto".
Preguntó a su vez cuándo se deja de ser un funcionario. "En qué momento deja de ser intendente (por Jair que dijo que había asistido a la Cámara de Diputados pero no en su condición de jefe comunal), nosotros somos concejales las 24 horas", sostuvo.
También se cuestionó el no haber investigado en su momento al destituido intendente Alberto Krysvzuk junto a Jair.
Lo cierto es que hoy se concretará la sesión especial. Si los tres ediles mantienen su postura en contra (de siete integrantes), no se tendría la cantidad de votos suficientes para conformar la Comisión Investigadora.
En tanto, los vecinos adelantaron que marcharán hoy hasta la sede del deliberativo local.